Arte Cinético: El término cinético se emplea para designar el arte que incorpora el movimiento real o aparente, y fue introducido por primera vez en la década de 1920 por Gabo, que aunque no alcanzó su máxima difusión hasta los decenios de 1950 y 1960. El arte cinético puede ser muy sencillo, como los móviles accionados por el viento de Calder, o complejo, como las esculturas impulsadas por motores de Jean Tinguely. La denominación puede aplicarse también a las obras de arte que utilizan efectos de luz para dar al espectador una ilusión de movimiento.