Arcosolio: Arco rehundido en la pared y que forma una pequeña bóveda. Suele usarse como sepulcro de un mártir y es característico del arte paleocristiano.